19 de noviembre de 2014

Crea e inspírate con un moodboard

Hoy, en el curso de diseño con InDesing que estoy realizando con Marta Guillén en HelloCreatividad, hemos estado hablando sobre el moodboard como fuente de inspiración a la hora de crear cualquier trabajo creativo, ya sean revistas, catálogos, lookbooks, folletos, álbumes de fotos o un largo etcétera. Pero, ¿Qué es un moodboard?

Mood board significa en inglés algo así como “estado de ánimo” y “tablón” que se podría traducir como “mesa de emociones e inspiración” (cosecha propia). Es decir, yo lo defino como un tablero, pizarra o un espacio, real o virtual, repleto de una gran variedad de elementos distintos que nos ayudan a inspirarnos, a despertar nuestras emociones, a encender la bombilla… En definitiva, una mesa de referencias al que podemos/debemos acudir antes de empezar un proyecto creativo nuevo.

Existen muchas formas de definirlo, por ejemplo, la wikipedia lo describe como un collage de imágenes, textos, muestras y objetos, un método que puede ser realmente eficaz a la hora de empezar o presentar un proyecto creativo.

Para los diseñadores, la creación de un moodboard antes de empezar con un trabajo nuevo es algo imprescindible, pues gracias a ellos consiguen aclarar ideas y dar con la clave que necesitan para que el resultado del trabajo sea óptimo.

Pero, ¿Cómo crear un moodboard? Crear un moodboard es realmente sencillo, y un proceso muy entretenido y visual. Veamos:

  1.  Búsqueda: lo primero que hay que hacer el buscar, buscar y encontrar, claro. Para ello hay que mirar revistas, trabajos de otros autores, muestras en pinterest, etc… Todo aquello que nos guste o más se aproxime a aquello que deseemos. Podemos buscar de todo (mejor dicho, debemos): grandes y pequeños detalles, formas, colores, texturas, etc…
  2.  Recopilación: una vez tengamos todo aquello que más nos atraiga y nos identifique, llega el turno de recopilarlo. Lo podemos hacer en una mesa física o un espacio de trabajo virtual, como cada uno prefiera. Si lo haces con el ordenador, puedes utilizar una plantilla en Photoshop o Illustrator, por ejemplo. Es importante colocar los elementos con cierto “orden”, para evitar que el desorden acabe por crearnos el efecto contrario al que buscamos (la inspiración). 
  3. Identificación de las claves: en este último paso se trata de identificar y  destacar aquello que más nos interese para el proyecto en concreto, lo que nos ayudará a dar con la esencia del mismo.

Por último, os voy a enseñar una serie de ejemplos de elementos (estilos, colores, composiciones, formas, combinaciones, etc…) que a mí personalmente, me inspiran y me fascinan. ¡Espero que os gusten! Aprovecho para darles las gracias a la profe Marta y HelloCreatividad. ¡Con muchas ganas de seguir aprendiendo y creando!

estilo revista diseño

moodboard grey2

moodboard grey


paleta colores grey


imagen modelo

typo vintage

ilustracion

diseño

revista vintage

revista diseño

diseño vintage

diseño revista

diseño colores

paleta colores

¡Hasta la próxima!