22 de octubre de 2014

Características de los logotipos de éxito

Todos sabemos lo que es un logotipo (logo para los amigos), ¿Verdad?. No obstante, seguro que cada uno tiene su propia definición. La wikipedia nos dice que un logotipo es un signo gráfico que identifica a una empresa, un producto comercial o, en general, cualquier entidad pública o privada. Y yo le doy la razón, claro. Pero para mí la palabra logo significa algo más que una firma. Opino que también es esa primera impresión, esa reacción inmediata que tenemos cuando vemos algo, una respuesta casi casi involuntaria que surge repentinamente y que, claramente, puede ser muy diferente: positiva, negativa, neutra (que puede ser el peor de los casos), agradable, desagradable, etc… Es por ello que el logo constituye uno de elementos más relevantes a la hora de presentarnos a los demás. Antiguamente, los artesanos ya utilizaban los logotipos como marcas para firmar sus creaciones y ganarse cierta reputación, en el caso de que fueran buenos fabricantes, claro. Así pues, cuando una espada llevaba un logo (o marca) determinado, podía generarle más o menos respeto al contrincante. Bueno, este es un ejemplo un tanto curioso para el peso en oro que tienen los logotipos, y no sólo en la actualidad.


Pues bien, ¿Cómo debe ser un buen logo? Pongamos que vamos a diseñar un logo para nuestra empresa. ¿Qué características puede tener para que dé buenos resultados? Con buenos resultados me refiero a que defina bien la empresa, el carácter, la personalidad, el modelo de negocio, entre otros, a la perfección. Veamos algunos consejos o tips que son importantes a la hora de crear o elegir el logo de nuestra empresa. 



  • Tener claro quiénes somos y que queremos transmitir. No es lo mismo una empresa seria, como un bufete de abogados, que una infantil ¿Verdad?. Es por ello que necesitamos conocernos bien y plasmarlo adecuadamente en el tono y expresión del logo. De esta manera optaremos por modelos más modernos, infantiles, despreocupados, serios, clásicos, minimalistas, etc... 
  • Menos es más. En este caso, lo simple es generalmente mejor. Si podemos transmitir lo que deseamos de forma sencilla será más fácil de entender y gustará más que aquello que no se comprenda fácilmente o sea demasiado espeso. Os dejo este ejemplo de un restaurante japonés que me encanta y viene al pelo para el ejemplo:
logo sushi
  • Ser único. Es un consejo que puede parecer muy obvio pero es muy importante remarcarlo. Una cosa es inspirarse en un diseño ya existente y otro muy diferente es el copiarlo. Para ser únicos hay que centrarse en lo que nos diferencia de los demás y utilizar nuestra creatividad para explotarlo y plasmarlo. 
  • Los colores y la tipografía, importantísimo. La gama de colores que utilicemos en el diseño del logo deben representar y estar acorde con la empresa o marca. Además, debe funcionar al invertir los colores y también en blanco y negro. Del mismo modo, debemos elegir la tipografía más adecuada para que el resultado sea el esperado. Para profundizar en este tema, te recomiendo que leas el artículo: Diseño, tipografía y color, ¿qué dicen de ti? Por último destacar que generalmente de recomienda utilizar un máximo de tres colores diferentes y dos tipos de tipografías distintas para cada logo. 
  • El tamaño, en este caso importa. Y mucho. Un buen logo debe funcionar en diferentes tamaños, de ahí la importancia de hacerlo vectorial y no tener problemas al cambiarle sus dimensiones. Además de ello, es importante que haya armonía entre todos los elementos que lo formen. 
  • Sin obsesionarse con las tendencias del momento. En ocasiones se pone de moda alguna especie de diseño, formas o estilos muy concretos que tienden a cambiar con el paso del tiempo. Y, obviamente, si creamos nuestro logo bajo alguna de estas tendencias podemos salir perjudicados en un futuro no muy lejano. Esto no es un error inevitable, pues siempre podemos hacer un refresh o lavado de cara a nuestro logo y actualizarlo. Aunque, como dicen los que más saben del tema, un buen logo debe ser completamente atemportal. Os dejo esta ilustración de los cambios que ha sufrido la marca Coca Cola con el paso del tiempo. 
logos cocacola


Y, por último, pero no por ello menos importante por supuesto: no dejar la creación de nuestro logo en manos no deseadas. Dada la importancia que tiene el logotipo para nuestra empresa o marca, ¿No te lo pensarías bien antes de hacer un logo?. Lo cierto es que debemos pensarnos dos veces (o más) a qué persona le pedimos que nos diseñe el logotipo. He visto que, en algunas ocasiones, por una razón u otra, se prescinde del trabajo de un diseñador para crear el logo y se aplica el DIY para salir del paso. En estos casos, como suele decirse, puede pasar que “lo barato salga caro”.

A mí desde siempre me ha gustado mucho el diseño y la fotografía y ahora estoy centrándome en perfeccionar mi técnica. Os dejo algunos ejemplos de logos que he diseñado para varias empresas y uno sobre mi marca personal que acabo de crear ahora mismo con Illustrator en el curso de diseño que estoy haciendo en HelloCreatividad.

logo marta bertomeu

Logo marca personal: Marta Bertomeu

logo marta bertomeu

Logo marca personal variación 


logo 33 moda

Logo tienda ropa 33 Moda 

logo edimova

Logo empresa construcción Edimova


¡Espero que os gusten! Gracias, un saludo ;).