18 de enero de 2013

Diseño, tipografía y color, ¿qué dicen de ti?

Siempre me ha gustado el diseño y es por ello que hoy le dedico esta entrada.

Todos somos conscientes de que el diseño es el responsable de causarnos todo tipo de reacciones o impresiones a primera vista. En algunos casos, esa primera impresión es la determinante de que algo nos guste y continuemos en el sitio o que, por el contrario, lo abandonemos enseguida. Es por ello que debemos cuidar el diseño tanto como se merece. En este caso voy a centrarme en la tipografía y el color, elementos que considero muy importantes.  Los colores y los símbolos pueden tener diferentes significados dependiendo, entre otros, del país y la cultura, creando diferentes reacciones en los seres humanos. Por ello es importante saber algunos conceptos básicos sobre las fuentes, el tamaño y los colores. 

Las fuentes:


Las fuentes o tipos de letra se dividen en dos grandes grupos: Serif y Sans Serif.

Las fuentes Serif son las que tienen serifas o adornos al final de algunas letras o símbolos.  

Las fuentes Sans Serif, por el contrario, carecen de estos adornos al final de las letras.


En general, las Serif son más idóneas para los títulos porque tienen ese algo especial que capta la atención del lector. Y las fuentes Sans Serif, funcionan mejor para el desarrollo del contenido.
            
Según un estudio realizado por Sixrevisions, sólo un 34% de las webs usan fuentes Serif para el cuerpo de la página. Entre ellas: New York Times.

Y, ¿que caracteriza a cada fuente?

Arial: estable y conformista como Times New Roman. Perfecto para hojas de cálculo y presentaciones en power point.

Verdana: donde más se suele utilizar esta fuente es en hojas de cálculo, presentaciones .ppt y también en lenguaje de programación, entre otros.

Comics Sans: esta fuente se describe como juvenil, casual y pasiva. Ideal para documentos muy animados e invitaciones a fiestas de niños, por ejemplo.

Gigi: flexible, creativa, elegante y femenina. Pero también inestable, rebelde, juvenil, casual y tal vez, la fuente más compleja de todas las demás.

¿El tamaño, importa?

Si, el tamaño es un factor determinante a la hora de elegir los estilos de fuente. Debemos cuidar el aspecto de la página y asegurarnos que el texto se puede leer perfectamente sin ser demasiado grande.

¿Los colores? Importantísimos.  



Los colores son tal vez, uno de los factores más importantes a la hora de decantarnos por continuar o abandonar un sitio web. Y esto es así porque cada color provoca una reacción distinta en nuestro cerebro. Por ejemplo:


Rojo: el rojo estimula y tiene el poder de captar nuestra atención. Se debe utilizar para resaltar notas muy importantes o para asegurarnos que el lector se fije en algo.

Amarillo: este color irradia energía, vitalidad y felicidad.

Blanco: proyecta claridad, transparencia, serenidad y neutralidad.

Azul: el color “favorito” de la mayoría de las personas. Generalmente el color azul se asocia con la calma y el relax, aunque puede variar dependiendo de la tonalidad del mismo.

Gris: es el color relacionado con la sabiduría y el conocimiento. El gris neutro y es por ello que muchos diseñadores lo utilizan para el fondo del site.


Estos son sólo algunos ejemplos. Si estáis interesados en diseño y queréis analizar posibles combinaciones de colores, este enlace os servirá de gran ayuda.  

Espero que os haya resultado interesante la información.

¡Nos vemos pronto!